alquilar piso en alicanteLos próximos diez años serán claves para el mercado del alquiler en nuestro país. Los expertos del sector inmobiliario afirman que los mecanismos del Estado actúan lentamente ante el problema de acceso a una vivienda para las personas con menos recursos o  los más jóvenes y que las administraciones públicas tienen que apostar por el alquiler para dar una solución real de habitabilidad a miles de personas. Para resolver esta grave cuestión se estima que hacen falta 1,2 millones de viviendas en alquiler en los próximos 10 años, más viviendas en alquiler de protección oficial y estrechar la colaboración público privada para su consolidación.

Organizado por IESE recientemente, en el III encuentro del sector inmobiliario los expertos del sector han señalado que el acceso a la vivienda supone un gran problema para los jóvenes en la franja de edad entre los veinticinco y los treinta y cuatro años. El modelo de acceso a la vivienda que hemos visto durante años de compra y propiedad es cada vez más difícil para los más jóvenes debido a la falta de trabajo o el bajo nivel de salarios, lo que impide que puedan comprar una vivienda.

Una de las soluciones pasa por impulsar el mercado del aquiler en nuestro país que llegue a alcanzar los niveles que podemos encontrar en el resto de países europeos y que el arrendamiento se convierta en una solución habitacional firme, y no solo una forma de superviviencia en tiempos de crisis.

Para concretar el impulso del mercado de viviendas, los principales profesionales del sector inmobiliario apuntan a que en España hacen falta alrededor de 1,2 millones más de viviendas en alquiler.

Asimismo se hace necesario un pacto de Estado sobre la vivienda, donde se establezca un modelo de colaboración entre lo público y lo privado para incrementar la oferta de viviendas en alquiler y conseguir unos precios asequibles para cualquier familia.

 Otra de las pautas para mejorar el acceso a la vivienda a las personas con recursos económicos limitados es la construcción de vivienda pública dedicada al alquiler. El parque público de vivienda social en alquiler apenas supone un 2% del total en nuestro país, frente al  18% que encontramos en Francia  o el 15% de media en Europa. Hay mucho recorrido por delante, en palabras de Carme Trillo, presidenta de la fundación Habitat3 y exdirectora general de Vivienda de la Generalitat de Cataluña.

Las administraciones públicas apenas destinan el 0,23% del PIB a políticas de vivienda, frente al 0,6% de la media europea o e 1,6% destinado en el Reino Unido.  Alcanzar la media europea supondría aportar 1.000 millones de euros más al servicio del alquiler de vivienda pública.

Las diferentes administraciones públicas tendrán que fomentar dos opciones de alquiler social que se adapte a los ingresos de las diferentes familias. Hay que desarrollar un alquiler asequible para familias de bajos ingresos y otro alquiler con cuotas incluso inferiores pensado para familias con ingresos inferiores a los mil euros mensuales.

Con este tipo de medidas y una colaboración entre el sector privado con ayuntamientos, comunidades autónomas e instituciones públicas se podrá consolidar la opción del alquiler de viviendas como una opción real y una solución de habitabilidad para miles de personas.