Euríbor, año nuevo y nuevos mínimos históricos.

El euríbor a 12 meses sigue marcando nuevos descensos y marcando nuevos mínimos históricos. El indicador de referencia para la mayoría de préstamos hipotecarios en España finaliza el primer mes del año 2017 en un nuevo registro inédito:  -0,095%.

El euríbor va camino de permanecer en terreno negativo durante un año, y hasta el momento no da síntomas de cambiar la tendencia y retomar las subidas.  De hecho, en el mes de Enero ha vivido la mayor caída mensual en medio año, y puede llegar a romper la barrera del -0,1% de continuar esta tendencia.

No se puede descartar que pueda conseguirlo durante febrero, el mes en el que cumple su primer aniversario por debajo de cero, ya que en las últimas dos semanas ha estado moviéndose por debajo de dicho nivel en su tasa diaria.

A la espera de cómo evolucione el indicador, las últimas caídas van a permitir a todos aquellos hipotecados que tengan un préstamo a tipo variable referenciado al euríbor ahorrarse un dinero extra en la cuota mensual.

Puedes calcular con exactitud la cuota mensual con el simulador de hipotecas con cuadro de amortización de Inmobiliaria Alicante.

El Banco Central Europeo, clave en el futuro del euríbor.

Las nuevas caídas del euríbor a 12 meses coinciden con la intención del BCE de mantener las medidas extraordinarias durante un largo periodo de tiempo.

En su última reunión mensual el pasado 19 de enero (día en que el euríbor alcanzó el -0,1%) la máxima autoridad monetaria de la eurozona dejó claro que el programa de compra de deuda pública y privada seguirá activo durante este año, y podría prolongarse más si fuera necesario, mientras que el precio del dinero seguirá en los niveles actuales.

Para los próximos meses, la evolución del euríbor dependerá directamente de cómo se comporten variables como el crecimiento económico de la eurozona o los precios; junto con posibles incertidumbres que puedan provocar en los mercados financieros las políticas de Donald Trump en Estados Unidos o la salida británica de la Unión Europea.

2017 puede ser un año tranquilo en cuanto al euríbor, el BCE tendrá que esperar para ver cómo evolucionan los acontecimientos, principalmente la inflación, antes de subir los tipos de interés.  Con las medidas que están en marcha y las promesas del BCE de mantenerlas, lo lógico es pensar que el euríbor a 12 meses seguirá en negativo o muy cerca del 0% durante los próximos meses.