viii: Tu equipo de inversión inmobiliaria.

Como en cualquier área o disciplina, un equipo sólido puede convertir un gran talento en un campeón y puede convertir a un nuevo inversor inmobiliario en uno exitoso. Pero, ¿a qué nos referimos con nuestro equipo cuando hablamos de inversiones inmobiliarias? ¿Cómo se puede construir este equipo?

Tu equipo de inversión inmobiliaria es un equipo de personas con las que trabajarás y te ayudarán a convertir tus ambiciones en el mundo inmobiliario en una realidad. No se trata de contratar empleados, a pesar de que una serie de ellos puedan considerarse parte del equipo. Nos estamos refiriendo a los profesionales de los que debes rodearte y que juegan un papel importante en las áreas de la búsqueda, financiación o gestión de tu cartera inmobiliaria.

No debemos pensar en el término equipo como un grupo de ejecutivos con traje y corbata y relaciones mucho más formales de lo necesario. Tu equipo estará formado por personas a las que consultar y apoyarte en tu camino. Posiblemente ni siquiera sepan que forman parte de un equipo de inversión inmobiliaria, ni necesitáis un nombre y un uniforme. Solo necesitas profesionales honestos en los que poder confiar y apoyarte y, como en cualquier deporte, serás tan bueno como los miembros que formen tu equipo.

Veamos los 10 miembros con los que debes construir una relación desde hoy mismo.

  1. Tu pareja.

El miembro más importante de tu equipo (en esta y otras áreas de tu vida) será sin duda tu pareja. Ni siquiera importa si están interesados o no en la inversión inmobiliaria, pero tienen un impacto enorme en tu estado de ánimo, en tus ambiciones, tu tiempo libre, dinero, futuro y casi cualquier aspecto de tu vida. Tener a tu pareja en tu equipo y no en contra es necesario para tener éxito en la inversión inmobiliaria.

Convertirte en un experto, comenzar poco a poco o compartir con él o ella los motivos y las opciones que existen puede ayudar a conseguirlo, así como incluirla en algún aspecto útil para la inversión inmobiliaria.

  1. Mentor/ Compañeros.

Una persona o grupo de personas de tu área que también se dediquen en mayor o menor medida a la inversión inmobiliaria y estén dispuestos a compartir sus historias, lecciones o fallos puede ser enormemente útil en el proceso.

  1. Agente o Agencia Inmobiliaria.

El siguiente miembro del equipo es un gran agente inmobiliario o una gran agencia inmobiliaria con la que contar. Cualquiera que sea la vía en la que busques oportunidades de inversión, tener una buena relación con una o varias agencias inmobiliarias en alicante (o tu ciudad) será positivo para tu negocio. Una agencia inmobiliaria puede ayudarte a comprender el mercado, a conocer u orientarte sobre los precios de venta o alquileres en una zona determinada o a encontrar nuevas oportunidades que cumplan con tus requisitos de búsqueda.  Por lo general una agencia inmobiliaria recibirá sus honorarios de la persona que vende un inmueble,  por lo que si estás buscando una propiedad para invertir su asesoramiento será totalmente gratis.

Sin embargo, no todas las agencias inmobiliarias en alicante son iguales, es más, diría que la gran mayoría de agencias inmobiliarias no son capaces de asesorar correctamente a inversores. Si vas a construir una buena relación con una agencia inmobiliaria, será mejor buscar una especializada en inversiones inmobiliarias o con los conocimientos y experiencia necesaria para gestionar y encontrar grandes oportunidades de inversión. Repito, una buena agencia inmobiliaria que sepa localizar grandes oportunidades de inversión. No cualquier piso, local comercial o terreno será una buena oportunidad, y entre los cientos de propiedades que pasan entre sus manos será tarea de la agencia inmobiliaria saber localizar y analizar las mejores. Por lo tanto, ¿qué buscamos en una agencia inmobiliaria en Alicante para nuestros intereses como inversor?

–  Comprender los motivos de inversión: Un profesional de una gran agencia inmobiliaria debe saber que una bonita cocina y el moderno diseño de las cortinas no serán nuestras preocupaciones principales. Si tu agente inmobiliario comienza a hablar de ello es hora de buscar profesionales en otras agencias inmobiliarias. Necesitas alguien que comprenda tus objetivos y trabaje para que consigas tus metas (y no las suyas). Deberá comprender una serie de conceptos básicos como el retorno sobre la inversión, la apreciación, flujo de efectivo, realizar ofertas muy por debajo del precio de mercado o en qué precio se puede alquilar una vivienda en una zona determinada.  Una breve conversación será capaz de descartar a cualquier agencia inmobiliaria que no cumpla nuestros requisitos.

-Accesible: A la hora de aprovechar una gran oportunidad la rapidez a la hora de visitar la propiedad y de realizar una oferta puede ser determinante para poder cerrar el trato rápidamente. Necesitas una agencia inmobiliaria que sea accesible cundo lo necesitas mediante múltiples vías de comunicación. Si tu agente inmobiliario desconecta su teléfono a las cinco de la tarde y no coge las llamadas los fines de semana es posible que necesites uno que esté dispuesto a trabajar cuando tú lo estés.

– Expertos a nivel local: Tu agencia inmobiliaria debe estar al corriente del mercado local y de lo que sucede en un área determinada. Si los precios suben o bajan, si van a construir una nueva carretera, zonas verdes o centro comercial, qué áreas tienen más demanda, el próximo plan urbanístico de la ciudad… debe estar al día de lo que suceda en su área.

– Tiene experiencia en inversión inmobiliaria: Encontrar una agencia inmobiliaria o un agente inmobiliario con experiencia como inversor es una de esas características que nos serán enormemente útiles. Después de todo, comprender la mente de un inversor es difícil si nunca has estado en su lugar. Consultar la formación y experiencia de nuestro agente inmobiliario podrá ayudarnos a saber si estamos ante un experto en inversiones y comprende nuestros objetivos.

– Bien relacionado: Una gran agencia inmobiliaria en Alicante debe estar bien conectada y ser capaz de ponerte en contacto con otros profesionales que necesites. Si necesitas un fontanero, un pintor, un abogado o un banquero puede tener ideas sobre a quién llamar en primer lugar y ponerte en contacto con ellos.

-Honesto: Por último, es imprescindible trabajar con personas honestas, que primen tus intereses y que trabajen para conseguirte el mejor trato posible por encima de conseguir una venta rápida.  La única vía para descubrir esto es consiguiendo recomendaciones y preguntando a otros profesionales o clientes su experiencia u opinión con una u otra agencia inmobiliaria en tu zona.

Tras conseguir varias opciones es importante tener una entrevista con ellos y asegurarnos de que son una buena elección. Compartir tus planes con ellos y saber cómo trabajan con posibles inversores nos ayudará a saber ante qué tipo de agente inmobiliario nos encontramos. Y por último un gran aviso de precaución: no importa lo bueno que sea cualquier agencia inmobiliaria, tu trabajo es analizar todos los datos sobre una propiedad antes de tomar una decisión de inversión.

  1. Entidades Financieras/ Prestamistas.

A menos que planees adquirir tu próxima propiedad inmobiliaria pagando en efectivo, necesitarás tener relación con personas o entidades que te permitan financiar tus oportunidades. Conocer de primera mano a las personas detrás de cada entidad financiera o a inversores o prestamistas privados dispuestos a financiar tu próximo plan será un punto importante en tu carrera como inversor inmobiliario.

Estés pensando en invertir dentro de una semana o de tres años, comienza a tener conversaciones con banqueros desde hoy mismo. Descubre qué requisitos piden, que tipo de créditos existen, qué condiciones tienen… y cuando llegue la hora de aplicarlo será mucho más sencillo.

  1. Contratistas y equipos de reformas.

Encontrar un buen equipo de reformas, fontaneros, electricistas, albañiles… puede suponer la diferencia entre una casa terminada de manera brillante o un cúmulo de problemas y dificultades.

Sé proactivo. No esperes a necesitar una reforma o reparación para dar con un buen equipo. El mejor momento de buscar un profesional es cuando no lo necesitas. Buscar este tipo de profesionales es un trabajo continuo y constante.

Puede ser obvio, pero la mejor manera de encontrar un buen equipo de construcción y reformas es preguntando en tu área. Todos hemos necesitado alguna vez una reparación de fontanería, electricidad o un pequeño cambio de aires en casa y conocemos malos y buenos profesionales. Los referidos son la clave a la hora de encontrar buenos profesionales.

Pide referencias. Siempre. Especialmente en trabajos de obras y reformas. Pregunta por ejemplos de trabajos recientes, o llama a los clientes para preguntar si hicieron su trabajo a tiempo, si calcularon los costes adecuadamente o el presupuesto aumentó posteriormente, si realizaron un buen trabajo o si los volvería a contratar.

Pregunta a proveedores de materiales de construcción, ferreterías, etc. Ellos saben mejor que nadie a quien contratarían para cualquier trabajo en su propia casa, conocen la calidad de los materiales que utilizan,  cómo trabajan o la experiencia de los profesionales que les compran materiales.

Hazlos competir. Lo mejor no sería conocer un buen equipo de reformas, sino varios. La competencia es lo que mejora la calidad y el precio. Si todos ellos saben que conoces y has trabajado con otros profesionales ofrecerán su mejor atención, precio y calidad. Una manera de hacerlo es quedar con varios profesionales para explicarle lo que necesitas el mismo día a la misma hora, minimizando el tiempo que necesitas con todos ellos y haciendo más competitivas sus ofertas.

Sé claro con tus expectativas y lo que necesitas. En ocasiones pasa que no es un mal profesional sino una mala explicación de instrucciones lo que concluye en un trabajo mejorable. Estos profesionales no pueden leer tu mente ni recordar durante semanas los detalles de lo que quieres, por lo que será necesario aportar una lista de tareas sencilla y lo más detallada posible para que puedan hacer mejor su trabajo.

Para concluir, un buen equipo de construcción y reformas o cualquier profesional de este tipo (fontaneros, carpinteros, electricistas, cristaleros, pintores, etc.)  puede hacer de tu inversión inmobiliaria un camino de rosas o un mar de problemas. No podemos sentarnos y esperar a que aparezca el mejor profesional, sino que debemos salir, inspeccionar, analizar y dar con ellos.

Ya hemos visto los pilares de tu equipo de inversión inmobiliaria: pareja, mentor o compañero, agencia inmobiliaria, banqueros y profesionales de reformas.  Los siguientes son también figuras importantes pero que requieren menos explicación. Puedes encontrarlos por buenas referencias con relativa facilidad. Pero recuerda que un equipo es tan fuerte como el más débil de sus miembros, por lo que no olvides el trabajo necesario para encontrar el mejor equipo posible.

  1. Asesor Fiscal/ Contable.

Una de las tareas administrativas importantes como inversor inmobiliario consiste en llevar el registro del resultado que obtienes de tus inversiones. Un asesor fiscal y contable (pueden ser la misma figura) se ocupará de conocer cómo se comporta tu negocio hasta el último céntimo y de que tus impuestos estén al corriente. Asimismo te aportará asesoramiento financiero o recomendaciones a nivel fiscal o económico. Un buen asesor es imprescindible, y debe ser especialista en inversiones inmobiliarias o en el sector inmobiliario.

  1. Abogado especializado en el sector inmobiliario.

En el mundo de la inversión inmobiliaria no es cuestión de qué puede suceder… sino de cuando sucederá. Cuantas más propiedades poseas y gestiones más probable es que surjan complicaciones que necesiten de un buen abogado inmobiliario, y el momento de encontrarlo es mucho antes de necesitarlo.

Desde el inicio un buen abogado te aportará la seguridad de que los diferentes contratos son acordes a la ley y a tus intereses. Asimismo te aportarán su ayuda a la hora de echar a un inquilino que no paga, a solucionar pequeños problemas o incluso a comprar o vender una propiedad inmobiliaria. Cuanto mayor sea su experiencia y especialización en el sector inmobiliario (muchísimo mejor si es a su vez inversor inmobiliario) mucho mejor será su ayuda a la hora de construir tu negocio. Y como hemos mencionado en varias ocasiones, solicita referencias y opiniones.

  1. Agente de Seguros.

Si hay algo que nos puede evitar estar fuera de un día para otro es sin duda un buen seguro. Existen demasiadas situaciones que podrían acabar con nuestro camino como inversores inmobiliarios sin una buena protección frente a todo tipo de riesgos.  Desde pequeños daños en las propiedades inmobiliarias por cualquier causa, incluidos los que puedan ocasionar los inquilinos, hasta sucesos que pueden acabar con nuestra propiedad o con enormes costes por la responsabilidad del inmueble, es fácil evitar que ello nos elimine de la partida. Existen demasiadas partes que controlar.

Uno de los errores a la hora de gestionar una inversión inmobiliaria es contratar una póliza de seguros general como si de cualquier vivienda se tratara, o incluso de buscar la opción más barata sin siquiera pararse a leer el contrato de seguro y comparar las diferentes opciones. Por no hablar de no tener seguros de ningún tipo.

Mi recomendación es incorporar a un buen agente de seguros con acceso a diferentes pólizas y compañías, capaz de comparar, asesorarnos y buscar las mejores coberturas y precio para cada propiedad inmobiliaria que gestionemos. Y por supuesto, si tiene experiencia en la gestión de inversiones inmobiliarias mucho mejor.

Por lo tanto no busques solo un seguro, busca un buen profesional para tu equipo.

  1. Gestor de propiedades.

En caso de que no desees gestionar tus propiedades inmobiliarias necesitarás un gestor que se haga cargo de ellas. Bien sea un agente o agencia inmobiliaria en Alicante, un administrador de fincas, abogado u otro tipo de profesional, tener una buena relación con alguien capaz de gestionar tus propiedades es una gran idea. Si no quieres gestionar cada problema e inquilinos durante toda tu vida, en algún momento traspasarás tus funciones a uno, por lo que es un buen momento de comenzar a planear y buscar.

Un buen gestor de tus inversiones inmobiliarias puede suponer la diferencia entre tu éxito o tu fracaso absoluto. Es crucial. Atención. Un buen gestor puede suponer la diferencia entre tu éxito o tu fracaso absoluto.

Un gestor de propiedades podrá realizar una gran variedad de tareas para asegurarse de que todo siga funcionando perfectamente. Las tareas más comunes serán las siguientes:

  • Anunciar las propiedades en alquiler.
  • Contactar con interesados.
  • Enseñar los inmuebles a los potenciales inquilinos.
  • Recibir ofertas, estudiar a los posibles inquilinos y sus ingresos, carreras o antecedentes penales.
  • Seleccionar unos inquilinos y firmar el contrato de arrendamiento.
  • Gestionar el mantenimiento y fijar tareas y profesionales para hacerlo.
  • Preparar informes periódicos sobre la propiedad y sus ingresos.
  • Solucionar cualquier tipo de problema en el momento en el que surjan.
  • Estar en contacto permanente con el propietario e informarle periódicamente.
  • Abonar las facturas asociadas con la propiedad inmobiliaria.

Un buen gestor podrá hacer todas estas tareas y que tu inmueble funcione en su máximo rendimiento. Realmente pueden llevar a cabo todo el trabajo que supone la inversión inmobiliaria.  Encontrar un profesional que haga todo esto con el mismo rigor que tú mismo lo harías puede resultar muy difícil. Después de todo la propiedad no es suya, así que es difícil que alguien se involucre más de lo que tú lo harías.

Además, para muchos gestores el cambio de inquilinos supone una buena parte de sus ingresos, por lo que puede que no traten tanto como tú de mantener los mejores inquilinos posibles y de hacer que se sientan estupendamente.

Quieras o no utilizar un gestor para llevar tu inversión inmobiliaria, será positivo conocer y relacionarse con este tipo de profesionales. Incluso si no gestionan directamente tus inmuebles su experiencia y conocidos puede aportarte información y ayuda.

Y con esto ya conocemos los pilares en los que se basará nuestro negocio.  Tras conocer los miembros que debe tener tu equipo de inversión inmobiliaria pasemos al pilar indispensable de cualquier inversor inmobiliario: El Análisis de Inmuebles.