Escribo desde mi casa en el centro de Alicante, en un área donde los precios del sector inmobiliario son más baratos que en Madrid, Barcelona o San Sebastián, pero más caros que en muchos otros pueblos y ciudades de España. Si vives en un área como las primeras, este veamos  alguna opción sobre cómo invertir en estas circunstancias.

¿Estás buscando casas en venta u oportunidades inmobiliarias?

¿Cuánto pagas por una barra de pan? ¿50 céntimos? ¿Un euro? ¿Dos? ¿Cómo es posible que pueda encontrar un buen pan por 80 céntimos mientras que otros pagan más del doble? Buscando la mejor oferta.

Cuando consultas cualquier listado de casas en venta, estás mirando diferentes opciones. Al comprar una vivienda un 35% por debajo del precio de tasación (documento que no deja de ser la opinión de alguien sobre el precio de un inmueble) o un local comercial un 21% del precio que creemos que podría tener, estamos aprovechando grandes ofertas.  Solo debemos aprovechar grandes oportunidades inmobiliarias, grandes ofertas.   Y desde luego no aparecen todos los días.

Como referencia, imagina que para adquirir una gran propiedad inmobiliaria debes mirar miles de casas en venta, analizar con detalle 100 de ellas, realizar una oferta en 10 y solo tener una oferta aceptada.  Esto implica que tan solo el 1% de las propiedades que parecen a priori atractivas realmente lo son.

¿Qué significa para tu negocio? Significa que tienes que ver muchas propiedades. Puedes ahorrar tiempo con unas características determinadas, pero al final necesitarás ver y analizar muchas propiedades para encontrar una gran oportunidad.

Inversión Inmobiliaria: ¿El precio es relativo?

Una vivienda que se vende por 100.000 euros en una determinada zona puede alquilarse por 1.000 euros al mes en una zona o ciudad determinada, mientras que la misma vivienda en otra ciudad puede venderse por 300.000 y alquilarse por 3.000. ¡Todo es relativo! Así que antes de asumir que vives en un área en la que es muy caro realizar inversiones inmobiliarias completa tu análisis y conoce si los números funcionan. En muchos casos será así.

En muchos casos los números de inversión funcionan en tu área pero no se encuentran dentro de tus posibilidades financieras. En otras palabras, existen buenas oportunidades pero las barreras de entrada son demasiado grandes para ti.  En estos casos buscar un socio ofreciendo la oportunidad, buscar dinero privado para la adquisición o buscar la financiación del vendedor pueden ser opciones para comenzar. Existen infinidad de vías de invertir que requieren mucho menos dinero del habitual.

Por otra parte, en ciertas zonas una casa que cueste 300.000€ solo se podrá alquilar por 1.000€. En estos casos los números no suelen cuadrar, y no vale la pena adquirirlas. Si los números no funcionan en cierto tipo de inversiones en tu área quizá sea el momento de considerar qué está funcionando. Quizá locales comerciales, chalets o viviendas individuales, naves industriales, apartamentos vacacionales, oficinas…

Antes de tachar una zona o una ciudad completa explora las diferentes opciones y barrios. Puede que descubras una o varias buenas estrategias que puedan dar muy buenos resultados en tu cara ciudad.  Para ello una muy buena opción es conectar con inversores locales y conocer en qué opciones están invirtiendo.

Cambiando de zonas: Explora las afueras.

¿Cuántos trabajadores de las grandes tiendas de moda o cadenas de restaurantes viven en el centro de tu ciudad? Estas y otras grandes marcas suelen ubicarse en las mejores zonas de las ciudades, a la vez las más caras. A pesar de no tener un gran sueldo, sus trabajadores necesitan un lugar donde vivir cerca de su trabajo. ¿Cómo lo hacen?

En todas las ciudades existen zonas  fuera del centro o los barrios más poblados. Busca las mejores zonas con los precios más bajos y centra tus esfuerzos. Desde luego no tendrás que elegir entre tu ciudad o convertirte en inversor inmobiliario, pero te puede llevar algo más de esfuerzo conseguir una gran oportunidad. No dejes que “los precios altos” sean tu excusa para no pasar a la acción.